Mª Teresa Piserra de Castro - Subdirectora
Mapfre RE - España

“Al formar parte de esta asociación, contamos con acceso a una gran comunidad de personas”

Al formar parte de esta asociación, contamos con acceso a una gran comunidad de personas, tales como productores agropecuarios, intermediarios de directo y reaseguro, aseguradores, agencias de suscripción, ajustadores de siniestros, actuarios, científicos expertos en agricultura, clima y tratamiento de datos, funcionarios de gobiernos, ministerios de agricultura y hacienda, superintendencias de seguros, reaseguradores especializados del ramo agropecuario, entre otros.

La agricultura sigue siendo, en el siglo XXI, el anclaje del Hombre a la madre Tierra, la base de su sustento y la garantía de su supervivencia. El continente que hoy es América, con su diversidad de climas, topografía y suelos, ha proporcionado tipos de cultivos, variedades y prácticas agronómicas ancestrales que hoy han sido incorporadas como base a la dieta de muchas culturas. Además, América Latina está llamada a ser una de las regiones del mundo que proporcione seguridad alimentaria para una demanda creciente de la población. Su gastronomía se ha exportado a todo el mundo, ofreciéndose en los restaurantes de las ciudades más importantes del planeta, ya sea respetando la original, reinterpretándola, o fusionándola con otras tendencias culinarias.

Por otro lado, la agricultura como actividad a cielo abierto, se ve expuesta a eventos climáticos y meteorológicos inevitables, así como a los vaivenes de precios en los mercados. Así, garantizar la siembra al siguiente ciclo, la resiembra o la pérdida de inversión y/o producción, debiera constituir la máxima prioridad de cada generación que controla el sector político y económico.

La comunidad aseguradora en general, y todos los actores nombrados anteriormente, como parte del sector financiero y científico de cada país, cree firmemente en el seguro agropecuario como forma alternativa de restituir la pérdida a los productores agropecuarios. De esta manera, ALASA es un foro adecuado para intercambiar experiencias enriquecedoras, las cuales son distintas en cada mercado; así como para conocer las necesidades de los productores agropecuarios, establecer relaciones para posibles negocios de seguro y reaseguro, o el comienzo de proyectos de investigación.

Cada dos años se celebra un Congreso internacional cuyo anfitrión es socio de ALASA y brinda una sede en su país, donde se promueve la convivencia de todos los asistentes y el estrechamiento de relaciones personales y comerciales. Adicionalmente, se organizan talleres de carácter técnico, que son fundamentales para que clientes, aseguradores y reaseguradores queden satisfechos según las condiciones establecidas en los contratos.

La comunidad unida por ALASA también trata de poner en común los desarrollos y novedades en el sector, para que los seguros agropecuarios cumplan con las expectativas de los productores agropecuarios. Además, esta asociación ha establecido estrechos vínculos con sus asociaciones pares en otras regiones del mundo: NCIS (National Crop Insurance Services) y AIAG (Asociación Internacional de Aseguradores del Granizo), lo cual le permite contar con retroalimentación de tendencias en otros continentes y la colaboración de expertos de mercados diferentes a los latinoamericanos.

Aprovechando las nuevas tecnologías, el portal de ALASA teje una red de conocimiento global que es fundamental para quien opera o va a operar en el seguro agropecuario.